Cuba: el antagonismo entre el SÍ y el NO


Los cubanos volveremos a ser llamados a un nuevo proceso electoral en el año 2012. La opción del SÍ, no representa más que el continuismo del régimen totalitario al votar por sus candidatos; en cambio, el NO en la boleta es la luz verde para presionar al gobierno por verdaderas trasformaciones en la nación.

Se trata de dos concepciones totalmente opuestas. Durante décadas, el mensaje del SÍ ha sido promovido por el gobierno; campañas propagandísticas como “Sí por Cuba”, “Sí por la revolución” y “Sí por el voto unido” han sido ampliamente utilizadas. El régimen impone el SÍ como único modo de no buscarse problemas.

El SÍ es la garantía de la cleptocracia comunista para mantener el poder que han ostentado durante más de cinco décadas. El SÍ es acatar un orden que condena y margina a millones que piensan y opinan diferente al sistema político vigente. El SÍ es mantener a las familias divididas, la discriminación y la falta de oportunidades económicas. El SÍ a favor del castro-comunismo mantiene a todo un pueblo sumido en la desesperanza.

De acuerdo con las leyes vigentes en nuestro país, el jefe de Estado y de Gobierno y los diputados a la Asamblea Nacional son elegidos por voluntad popular. El actual presidente, al asumir oficialmente durante la Séptima Legislatura en febrero de 2008, declaró que es un mandato respaldado por mayoría. Pero no se atrevió a reconocer que millón y medio de cubanos, según datos oficiales, habían votado en contra, por la opción del NO. Sin contar la manipulación de los votos que se denunció en el monitoreo realizado por CNO.

Aunque el proceso electoral de cara a la Octava legislatura de la ANPP debe llevarse a cabo en el otoño del 2012, el NO debe hacerse visible desde ahora. Aprovechar todos los espacios e iniciativas para que el pueblo respalde la opción del NO. Debemos invadir las reuniones de barrio (rendiciones de cuentas del delegado) que se efectúan cada cuatro meses para desenmascarar y emplazar al Gobierno por su responsabilidad en la crisis que está hundida la nación. Y, que cada ciudadano interiorice ser una Nación Opositora, léase un NO.

Para lograr se requiere el apoyo de todos los sectores de la sociedad civil, y la participación activa de la ciudadanía. Con sus diferencias lógicas, el NO permitió una apertura democrática en varias naciones y contribuyó al derrumbe del campo comunista en Europa del Este. El triunfo del NO en el 2012 abrirá las esperanzas de cambiar el futuro para millones de cubanos, en la Isla y la Diáspora. El NO demuestra que tú eres miembro de la Convención Nación Opositora (C N O).

  • NO, en cuanto lugar se pueda ver.

  • NO, para que tu voz sea escuchada.

  • NO, cada voto cuenta para ganar.

  • NO, para construir una nueva nación.

  • NO, que no te roben tu futuro.

Sólo cinco segundos de tu tiempo pueden cambiar el rumbo histórico de Cuba.

¡Únete desde ahora a los Comandos de la Nación Opositora!

La Habana. 5 de agosto de 2010.

Carlos Ríos Otero Rafael E. Ávila Pérez.

Coordinador CON Presidente ANN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s