Fundan Club Cerro, en pro de la Nación Opositor

En días reciente se fundó el Club Cerro, para enfrentar la farsa electoral gubernamental a iniciarse en noviembre del 2012 y que concluye con la imposición el 24 de febrero del 2013 de 614 funcionarios del Partido Comunista de Cuba (PCC) a la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), y se instituye oficialmente la 8va. Legislatura, que el régimen aspira errar hasta enero 2018, un quinquenio.

Los fundadores Rodolfo Reimón, Lázaro Granda y Eric Veloz,  convocan a que se muestre desde ahora un NO a la 8va. Legislatura y también escribirlo en la boleta de dicha farsa (proceso que se inicia en noviembre y culmina en enero del 2013 con la imposición  de los funcionarios del PCC a la ANPP).

El club, lleva el mismo nombre del municipio habanero del Cerro, donde se realizarán   acciones opositoras en la filosofía de la lucha pacífica y no violenta, y que señala ante la vitalicia farsa votacional del SI al PCC y DHR, anteponer un rotundo NO a la 8va. Legislatura (2013-2018).

En secreto el PCC engrasa ya dicha farsa, ejecutando reuniones planificas en marzo-abril en las asambleas municipales y en junio-julio censarán a los delegados de las asambleas provinciales, y en octubre-noviembre empadronarán los diputados a la ANPP. Decenas de reuniones municipales se han efectuado durante el mes de marzo y más del 65 por ciento de los delgados han advertido no continuar en sus cargos, ejemplo de ello, la del municipio habanero de Diez de Octubre.

Este proceso lo lidera el Buró Político en todos los niveles, que además se asigna las vicepresidencias del Gobierno: Municipal, Provincial y Central. En medio de la crisis endémica y la falta del apoyo popular, el PCC apuesta  por el mando vitalicio a favor de los DHR. Sin embargo, la dictadura necesita dar una imagen pro democracia en medio de un proceso electoral cargado de fraude y de vicio, mientras coexiste una  población en estado de indefensión.

El régimen comunista, al cuantificar las boletas de la comedia electoral y sepa el rechazo popular, no quiere decir que de facto renunciará, sino que se derrumbará moralmente, así sucedió en 1990 en el régimen comunista “menos malo” de Honekert y de la policía política  (STASSI) en Alemania Oriental, señalan los activistas de DD.HH. del Club del Cerro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s